5 principios de Alex Ferguson que hicieron grande al Manchester United

SDÍLEJ KVALITU, AŤ SE TO DOZVÍ I TVOJE MÁMA:
5/5 - (1 vote)

Hoy, Sir Alex Ferguson, el hombre con cuyo nombre están indisolublemente ligados los mayores éxitos del Manchester United, celebra su 79 cumpleaños. Fue bajo el liderazgo del legendario escocés que los „Diablos Rojos“ de la clase media se convirtieron en una verdadera dinastía del fútbol y en uno de los equipos más fuertes del mundo. Este increíble viaje duró más de un cuarto de siglo, desde noviembre de 1986 hasta mayo de 2013. Y Ferguson guió al United a través de ello, guiado por unos pocos principios inquebrantables que hicieron grande al United.

Disciplina de hierro y mentalidad ganadora.

Lo primero que hizo Ferguson fue restablecer el orden en el equipo, que en ese momento parecía más un “pub club” que un equipo profesional. Aquellos a quienes les gusta salir a caminar y tomar una pinta o dos después del entrenamiento, como Bryan Robson, recibieron un ultimátum estricto: seguir el régimen o salir. Poco a poco, el escocés se fue deshaciendo del lastre y se rodeó de gente con ideas afines, dispuestas a arar el campo y vivir el fútbol, ​​lo que le convirtió en el favorito en la lucha por el campeonato en sitios tan reputados como https://mostbetperu.com/.

Pero no bastaba con acostumbrar a los jugadores a la disciplina: era necesario cambiar su mentalidad. El Manchester United no estaba acostumbrado a las victorias y el Liverpool reinaba en Inglaterra. „Mi objetivo principal era derribar al Liverpool de su puta posición“, admitió Ferguson. Logró inculcar en los jugadores espíritu ganador y confianza en sí mismos. No fue fácil hacer esto solo y Sir Alex necesitaba compañeros en el campo. Roy Keane, Eric Cantona, Peter Schmeichel y otros líderes del vestuario de mediados de los 90 se convirtieron en los conductores de la filosofía del entrenador.

Confiar en la juventud y la capacidad de separarse de las estrellas a tiempo.

No menos importante en la formación de la nueva dinastía del Manchester United fue la dependencia de sus propios estudiantes. Si anteriormente el Club se centraba en comprar estrellas establecidas, Ferguson decidió volver al modelo Matt Busby y desarrollar jugadores en la academia. El escocés amplió su red de ojeadores, llamó a los mejores entrenadores juveniles y comenzó a permitir activamente que los juveniles se unieran al equipo.

Los frutos de este trabajo los dio íntegramente la famosa “Clase-92”. David Beckham, Ryan Giggs, Paul Scholes, los hermanos Neville y Nicky Butt formaron la base de los numerosos trofeos del United en los años 90 y 2000. Y el “hilo rojo” de los graduados de la academia se extiende a lo largo de todas las épocas del Manchester United de Ferguson: desde los debutantes Lee Martin y Mark Robins hasta los graduados más recientes como Jonny Evans y Danny Welbeck.

Pero Ferguson no sólo descubrió jóvenes talentos, sino que también supo despedirse de ellos a tiempo. Entonces, en 1995, sorprendió la venta de varios líderes a la vez: Kanchelskis, Ince, Hughes. Y más tarde, de forma inesperada y sin dolor, se separó de estrellas como Stam, Beckham e incluso Roy Keane. El escocés siempre intuyó claramente cuándo era necesario un “reinicio” y no tuvo miedo de rejuvenecer el equipo. Gracias a esto, el Manchester United se mantuvo en la cima durante década y media.

Filosofía „nosotros contra todos“

Otro principio importante de Ferguson es la psicología de una fortaleza sitiada. „Estamos contra todos“: implantó este mantra en la mente de los jugadores, haciéndoles creer que todo el mundo estaba en armas contra el Manchester United, ya fueran los árbitros, la prensa, los competidores o las autoridades del fútbol. Esta técnica siempre unía al equipo y lo motivaba, y los oponentes estaban bajo una presión adicional.

Ferguson desarrolló esta filosofía mientras estaba en Aberdeen, con quien desafió la hegemonía del Celtic y los Rangers en Escocia. Y en el Manchester United, Sir Alex lo utilizó con regularidad, enfrentando al equipo contra todos y contra todo. Los jugadores creían que todo el mundo quería que el United cayera y, por lo tanto, debían estar unidos y enojados para evitarlo.

En realidad, después de la partida de Ferguson, el Manchester United perdió la mayor parte de su aura y espíritu místico de ganador. El club ha dejado de ser esa roca indestructible que aplastaba metódicamente a sus rivales temporada tras temporada. Parece que junto con Sir Alex, sus principios fundamentales (mentalidad, disciplina, filosofía) abandonaron el equipo. Ninguno de los sucesores del escocés pudo recrear esta fórmula mágica del éxito y, por lo tanto, el Manchester United nunca recuperó su antigua grandeza.

Sin embargo, el legado de Ferguson quedará para siempre en la historia del club, como ejemplo de lo que un equipo puede alcanzar, unido por un objetivo común, fe y sed de victoria. Y aunque es poco probable que alguien pueda repetir el fenómeno de Sir Alex, sus principios siempre serán relevantes para los equipos que sueñan con una dinastía.

Akce Časově omezeno
4,89 %
Hledáte hypotéku? Umíme to za 4,89 %
Sjednejte si hypotéku bez starostí online a užijte si nižší splátky s úrokem od 4,89 %. Vyzkoušejte hypoteční kalkulačku!
Hypoteční kalkulačka
SDÍLEJ KVALITU, AŤ SE TO DOZVÍ I TVOJE MÁMA:

PŘIDEJ KOMENTÁŘ